6 - Un dia con Alma y Sofia.

Desperté y me di cuenta que me quedé dormida mientras estudiaba, miré el reloj y ohhh ¡no!, otra vez es tarde, me alisté y cuando abrí la puerta de mi casa...

- Mael: ¡Hey!, a ti sí que te gusta correr cierto *mirando su reloj de mano*.

- Mixani: jeje *risa nerviosa*

- Mael: mmm como sea, apurémonos. *tomando de nuevo la muñeca de Mixani*

Una vez en mi la escuela...

- Mael: Oye Mixani, hoy tengo planes con mis amigos, ¿crees que puedas regresarte sola?

- Mixani: Sí, no hay problema (aahhhh sí hay problema) *sonrisa fingida*

- Mael: ok, entonces nos vemos, ve con cuidado. *corriendo en dirección a su escuela*

Entre a mi escuela corriendo una vez más, Las clases de hoy fueron un poco más fáciles ya que pasé toda la noche estudiando, eso me dio más confianza en mí.
Al término de clases, estaba dispuesta a irme a mi casa cuando...

- Alma: ¡Mixani!, espera.

- Mixani: ¿ehh...?

- Alma: Sofi y yo iremos a dar una vuelta ¿quieres venir?, así sirve que conoces la ciudad.

- Mixani: ¡Claro!, (¡ufff!, ya me salvé)

- Alma: Pues vamos chicas.

Me sentí aliviada al salir con ellas porque conocería un poco más la ciudad, me quedé realmente impresionada al ver que a pesar de ser una ciudad muy grande, había muchos árboles y áreas verdes, entramos a unas cuantas tiendas de ropa, algunas plazas, y tiendas de juguetes para niñas, todo era muy hermoso.
Después de tanto caminar decidimos descansar un poco en un parque, Alma nos invitó un helado a Sofía y a mí, y comenzamos a platicar...

- Alma: Y dinos Mixani, ¿qué te ha parecido hasta ahora la ciudad?

- Mixani: Oh, pues mejor de lo que esperaba, es agradable, hace que extrañe menos a mi pueblo.

- Sofía: ... *Sonriendo*

- Alma: Que bueno, espero que seamos muy buenas amigas, verdad Sofi.

- Sofía: Sí, verán que seremos muy unidas, emm, chicas voy al baño *Corre en dirección al baño*

- Alma: jajajaja esa Sofi nunca cambia.

- Mixani: No habla mucho ¿cierto?

- Alma: mmm... Sofi es un poco reservada, tímida pero muy buena persona, solo es cuestión de que te tome confianza ya verás.

- Mixani: ¿en serio?, y ¿cómo se conocieron?

- Alma: Pues la conozco desde siempre, íbamos en el mismo jardín de niños y desde entonces siempre nos ha tocado estar en el mismo salón, eso nos ha hecho demasiado unidas, de hecho somos como hermanas.

- Mixani: sí eso se ve, me alegra mucho que tengan esa relación.

- Alma: Sí, hemos hecho tantas cosas juntas *suspiro*

- Mixani: Pero, ¿solo son ustedes dos?

- Alma: ¿A qué te refieres?

- Mixani: Bueno, ésta ciudad es muy agradable, además de que los chicos y chicas del salón son amables, ¿por qué solo están ustedes solas siendo que son muy buenas personas?

- Alma: ahhh ya entendí tu punto, lo que pasa es que somos muy selectivas, es decir que no consideramos a todos como amigos porque para nosotras la palabra amiga incluye muchas experiencias, peleas, acuerdos y de más, y pues nos dimos cuenta que entre nosotras dos nos acoplamos bastante bien, ella me entiende y me apoya en todo lo que puede y yo hago lo mismo por ella.

- Mixani: ohh, que amplio concepto de la palabra, pero si la amistad vale mucho para ustedes, emmm, como decirlo... p...por que...

- Alma: *Interrumpiendo* que porqué estamos contigo. Es sencillo, veras, tanto Sofi como yo venimos de otras ciudades, nosotras como tal no nacimos aquí en Cedena, y también pasamos por eso de ser la chica nueva, la extraña, y realmente se siente mal ser simplemente observada por todos como un bicho raro.

- Sofía: Disculpen la tardanza *Se sienta en el pasto* ¿de qué hablaban?

- Alma: De cómo nos conocimos tú y yo, como es que somos tan intimas, y porqué decidimos brindarle nuestra amistad.

- Sofía: ohh, entonces ya sabes que nosotras tampoco somos natales de aquí.

- Mixani: Sí, debieron pasar por mucho.

- Sofía: Sí, para mí fue un poco difícil.

- Mixani: ¿uhh?

- Sofía: Pues yo me mude aquí en primer grado de jardín de niños, claro comprendo que mis compañeros literalmente eran niños y no median sus acciones, pero me hacían sentir como una villana, completa extraña, nadie me hablaba, los niños me gritaban, y me jalaban el cabello.

- Mixani: ¿qué? y que paso después.

- Sofía: Un día simplemente me arte y le pegue en la nariz con mi puño al niño que más me molestaba, el comenzó a llorar y todos me vieron como la mala de cuento. Después de ese día todos me ignoraban.

- Mixani: ¡Que crueles!

- Sofía: Sí, así fue hasta segundo grado de jardín de niños, fue cuando Alma se mudó aquí y no permití que le pasara lo mismo, así que fui la primera en hablarle, para que nadie le hiciera daño.

- Alma: y así fue, nadie nunca se metió conmigo, todo gracias a Sofi.

- Sofía: Si, por eso decidimos hablarte en cuanto supimos que te acababas de mudar, pero, necesitamos conocerte mejor para poder considerarte una amiga, ¿estarás bien con eso?

- Mixani: Claro, me gusta su definición de amistad, gracias por darme esta oportunidad *sosteniendo las manos de Alma y Sofía*


Ya eran las de las 6:00 pm, así que decidimos ir a casa, les confesé que no sabía cómo regresar ellas me preguntaron por la calle en donde vivía, se la dije, y me encaminaron, nos despedimos justo en la esquina de la calle de mi casa. Realmente fueron muy amables conmigo, esa charla me sirvió para conocerlas mejor.